Bruch y la viola

Hace unos cuantos meses os hablaba en un post de una pareja muy especial dentro de los instrumentos musicales: la viola y el clarinete. En ese post mencionaba dentro del repertorio para estos instrumentos la música de un compositor en particular: Max Bruch. Dada la importancia del compositor para nuestro instrumento, he pensado que ya era hora de dedicarle una entrada en el blog: Bruch y la Viola.

Max Bruch nació en Colonia (Alemania) en 1838 y murió en 1920 en Berlín. A pesar de que vivió entre los siglos XIX y XX, un período de muchos cambios en la idiomática musical, él siguió escribiendo en estilo Romántico. Bruch, además de compositor también fue director de orquesta.

Max Bruch

Max Bruch

Desde pequeño mostró un gran interés y talento para la música. A la edad de 11 años compuso sus primeras obras que se interpretaron en público. Recibió clases de grandes maestros como Ferdinand Hiller o Carl Reinecke. Tras dirigir diferentes orquestas y dar clases como profesor de música, en 1881 fue nombrado director de la Liverpool Philarmonic Society y tres años después pasó a dirigir la Orcherterverein Breslau. En 1891 pasó a ser profesor de composición de la Hochschule Berlin donde entre sus alumnos destacó Ralph Vaughan Williams. En 1910 se retiró a Freidenau, en Berlín, donde murió en 1920.

En cuanto a su música, compuso su primera ópera (Scherz, Lied Und Rache, Op. 1 y con texto de Goethe) a la edad de 20 años y además de ésta compuso otras junto a sinfonías, música de cámara, música coral y conciertos para instrumentos solista y orquesta.

De entre su catálogo de música, para nosotros los violistas, tenemos una serie de piezas del compositor más que interesantes. Cronológicamente, en 1910 compuso sus 8 Piezas para Clarinete, Viola y Piano Op. 83. Todas las piezas con la excepción de una de ellas, están escritas en tonalidad menor reflejando así el lado más sensible y emotivo del romanticismo además de las características tímbricas de cada uno de los instrumentos usados para tal efecto. Esta formación había sido poco inusual hasta la fecha (solo el trío de Mozart y Schumann habían sido compuestos).

En 1911 escribió su Concierto para Clarinete, Viola y Orquesta en mi menor Op. 88. El manuscrito original fue usado para el estreno del concierto y no fue publicado hasta 1913. El concierto está escrito en un lenguaje completamente romántico y con una paleta de colores tonales acentuado por la búsqueda de otros timbres más allá de los característicos oscuros de los propios instrumentos solistas. Además del clarinete y la viola, existe una versión adaptada para violín y viola solistas. Personalmente pienso que es mucho más expresiva la versión original por el buen empaste tímbrico que consigue la viola con el clarinete.

Max Bruch junto al piano

Max Bruch junto al piano

Por último, de las composiciones de Bruch dedicadas para nuestro instrumento como solista tenemos la Romanza para Viola y Orquesta en Fa Mayor Op. 85 compuesta en 1892. La pieza está escrita en un estilo muy lírico. Al inicio de la segunda sección se puede escuchar una explosión agitada pero melódica que revela a Bruch como una maestro en la creación de diferentes atmósferas musicales. En esta pieza se puedo observar claramente su fidelidad al estilo Romántico a pesar de que vivía en tiempos en los que la música estaba experimentando grandes cambios estilísticos. La pieza, para viola representa un claro ejemplo de expresividad con su particular timbre aterciopelado y oscuro pero que, en diversos pasajes requiere de agilidad y frescura interpretativa.

Me gustaría que escucharais el Concierto para Clarinete, Viola y Orquesta en mi menor en sus tres movimientos: Andante con moto, Allegro moderato y Allegro molto en la interpretación de Paul Meyer al clarinete, Gérard Caussé a la viola junto a la Lyon Opera Orchestra bajo la dirección de Kent Nagano.

Y en contraposición y para realizar una audición comparativa, os dejo también el audio de los tres mismos movimientos del Concierto para Clarinete, Viola y Orquesta en mi menor pero esta vez en la interpretación de Victor Tetriakov al violín, Yuri Bashmet a la viola junto a London Symphony Orchestra bajor la dirección de Neeme Jarvi.

¿Qué versión de las dos os gusta más? Yo como dije anteriormente, me quedo con la original por la gran variedad tímbrica y colorido que nos ofrece la combinación viola – clarinete.

Y por último, os dejo un vídeo con la interpretación de la Romanza para viola y orquesta en Fa Mayor Op. 85 con Nobuko Imai a la viola en una adaptación para viola y cuarteto de cuerda realizada por Emil Ludmány.

Espero que os hayan gustado las versiones.

Un saludo,

Carlos 😉

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s