8 noviembre, 2020

AUDACITY: ¿Jugamos con el audio?

By planetaviola 0 181 Views

Hay muchas herramientas que nos pueden ser de gran utilidad para poder estudiar con nuestro instrumento y al mismo tiempo hacerlo más ameno. En otros post os hablaba de las posibilidades que puede ofrecer Play It o bien Spotify.

Otra de estas herramientas que puede ser un plus es Audacity que además es un software libre y gratuita disponible para Mac, Windows y Linux.

Una de las mayores utilidades que le he dado yo a este programa es poder bajar la velocidad de las piezas para enviarlas a los alumnos a diferentes tempos para que así puedan estudiar de manera progresiva. Hoy en día, hay una gran cantidad de métodos de viola (al igual que de otros muchos instrumentos) que se incluyen los acompañamientos de las piezas bien sea en un CD o bien que se puedan descargar desde la web de la editorial.

¿Tempos demasiado rápidos?

Pues bien, no todos los alumnos son iguales y no sus necesidades son siempre las mismas y con la ayuda de programas como Audacity, podemos adaptar muy fácilmente las piezas a la necesidad de los alumnos, tanto para bajar como para subir el tempo. Y la manera es muy sencilla.

El programa está en castellano y tiene una interfaz muy intuitiva que hace que el programa sea sencillo de usar.  En la parte superior, en la barra de tareas, encontramos la pestaña Efecto, dentro de ella múltiples opciones y entre ellas Cambio de Ritmo. Podemos seleccionar toda la pieza o bien partes de esa pieza y cambiar el ritmo pero en ningún caso se modificará el tono, siempre estará en la misma tonalidad (y esto es importante).

Aquí podéis escuchar un mismo fragmento con la velocidad reducida, para poder ser tocado a velocidades más lentas o más rápidas según nos interese más.

Para la música de cámara

Es otra de las grandes opciones que tiene el programa, poder juntar diferentes pistas, grabaciones por partes de una pieza por separado y después poder juntarla. En el periodo de confinamiento que hemos vivido en este 2020, en mis clases de música de cámara, mis alumnos me enviaban de manera individual sus partes de las piezas que estábamos estudiando a un tempo acordado previamente (con metrónomo). Después venía el montaje y se juntaban todas las partes. Cierto es que la “magia” del directo y la expresividad del momento no se puede conseguir, pero para ciertas ocasiones como las vividas, puede sernos una herramienta muy útil. 

Además, incluso, si quieres tú mismo tocar dúos de tu propio instrumento, primero te grabas una voz y luego la otra, puedes ver el resultado de cómo queda. ¿Te atreves con el reto?

Audacity, un programa que ofrece muchísimo y sin duda alguna no puede faltar en el ordenador de todo músico. Seguro que le sacas partido.

Aquí tienes el link de la web del programa donde puedes acceder a las descargas y también a los diferentes plug-ins que ofrece.

Un saludo,

Carlos 😉

A %d blogueros les gusta esto: