El violista del mes: Nobuko Imai

By on 11 enero, 2015 0 86 Views
Nobuko Imai es una violista nacida en Japón en 1941. Lleva desde la década de los 90 en la primera fila como concertista e intérprete de primer orden. Estudió primero en la Toho Gakuen Music School de Tokio para posteriormente proseguir sus estudios en la Universidad de Yale  y en la Juilliard School en Estados Unidos.  Tras sus estudios consigue hacerse con el primer premio de los dos grandes concursos internacionales de música, el de Múnich y el de Ginebra.  Ha sido miembro del Cuarteto Vermeer, conocido por sus interpretaciones de Mozart y Beethoven.
 
Su actividad profesional la centra en la de concertista internacional junto a las mejores orquestas de todo el mundo y en las mejores salas y la labor docente en el German Delmold School of Music y Conservatorio de Utrecht (Holanda). Mantiene una estrecha relación con Japón donde ha sido la asesora artística del Casals Hall de Tokio.
 
Cuenta con una gran cantidad de grabaciones con numerosas discográficas. En 1996 le fue concedido el Premio Suntory Hall, premio japonés más prestigioso.
 
En cuanto a sus interpretaciones, cabe destacar el meticuloso estudio realizado de la obra de Bach para acercarse al máximo al estilo purista del compositor. De ahí las magníficas versiones de las Suites de Bach y también de las Sonatas para Viola da Gamba. También destacar la estrecha relación con los compositores contemporáneos a los cuales estrena obras: Toru Takemitsu, George Benjamin, Duncan McTier y David Horne.

Os adjunto en el siguiente link el preludio la Quinta Suite de Bach original para cello en la versión de Nobuko Imai. La introducción al más estilo purista de Bach y seguido de una fuga exquisita.
Para finalizar esta entrada, y aunque no forma parte del repertorio violístico, quiero que veáis un vídeo de Nobuko Imai interpretando la conocida pieza Oblivion del compositor argentino Astor Piazzolla en versión trío. A la viola le acompaña el piano y el bandoneón, que es una especie de acordeón pero más pequeño y es el instrumento por excelencia de los tangos argentinos.  He elegido este vídeo de entre todos los de Nobuko Imai porque la pieza en sí es muy emotiva, pero con la sensibilidad de Nobuko y el aire del bandoneón la hace única y más aún siendo en directo.
 

Y nada más por hoy, espero que os haya gustado el post de hoy, el primero del año y espero que sea un año productivo en todos los aspectos y violísticamente más aún.
Un saludo planetarios
 

Carlos 😉
Next Post

La actividad cerebral de los músicos

25 febrero, 2015 0

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: